Tareas de desratización y fumigación en el centro, barrios y localidades

La Dirección de Bromatología releva diferentes zonas y en esas recorridas observa cuevas de roedores. En esos casos se colocan pastillas de tipo fumígenas en las cuevas y se tapan para que haga efecto el gas.

En galpones municipales, delegaciones o dependencias comunales se estuvieron colocando cebos parafínicos en cebaderos identificados con cartelera de peligro. “De esta forma evitamos riesgos de consumo de otros animales así como evitar el contacto directo con personas”, indicaron desde la dependencia municipal.

Por su parte, se llevan a cabo tareas de fumigación con cipermetrina para el control de plagas (es un producto de baja toxicidad que actúa sobre insectos) y también se desinfecta con una solución clorinada en barrios, localidades y en dependencias municipales, tal como muestran las imágenes.

En el centro de la ciudad y la zona histórico-basilical se están colocando cebaderos enganchados en bocas de tormenta para el control de roedores.

“Lo programado es detectar cuevas de roedores para colocar estas pastillas fumígenas, realizar una fumigación de contención para que después puedan ir recogiendo la basura y las ramas y una vez limpio repasar las tareas nuevamente de control de plagas”, detallaron desde la Dirección de Bromatología.

Para los próximos días está agendada la colocación de cebaderos arriba de las palmeras de la avenida Humberto Iº.

Por su último, se informa que en el marco de las tareas los agentes municipales detectan muchos terrenos privados con pasto alto y basura. La Dirección de Prevención Comunitaria intima a los vecinos para que realicen las tareas de desratización y corte de pasto. 

172 vistas

dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *